5 recomendaciones para la curación de contenidos

5 recomendaciones para la curación de contenidos

 ¿Qué es la Curación de Contenidos?

La curación de contenidos es un movimiento muy significativo en las redes sociales virtuales para atraer la atención y la lealtad de los miembros de una comunidad virtual.

El término curación de contenido es un anglicismo utilizado primero en el área de mercadeo, que se refiere a la localización, selección, adaptación y distribución, en forma dividida, de la gran variedad y cantidad de contenido que se crea en Internet. Ahora daremos las 5 recomendaciones para que la pongas en práctica

 

Primera recomendación: Emplea fuentes que sean confiables

Recuerda que todo lo que obtenemos en Internet no es precisamente verdad; por ello es importante elegir fuentes que sean confiables. Si es una noticia sobre la que se desea hablar o comentar, comprobar la misma en varias paginas web diferentes para validar la información.

 

Segunda recomendación: Cuida la calidad de los contenidos

Una fuente puede ser honesta, pero si la calidad de sus contenidos no tiene el nivel necesario para poder publicarlas, se requerirá una revisión y edición profunda. Hay que tener cuidado también con la calidad del material multimedia, ya que éste debe estar enfocado, nítido para que nuestros usuarios lo logren apreciar y disfrutar.

 

Tercera recomendación: Comparte contenido actualizado

Cuando elijas el tema que quieres compartir en la redes comprueba antes que esté vigente. Para ello no debes dejar de lado nunca verificar la fecha de la fuente antes de compartir ese contenido.

 

Cuarta recomendación: Añade valor al contenido encontrado

Cuando hacemos curación de contenidos, constantemente hallamos más de un artículo que trata el tema que nos interesa. Así que podemos añadir valor haciendo una comparación entre ellas para exponer puntos de acuerdo o desacuerdo y hasta agregar información propia que complemente el contenido.

 

Quinta recomendación: Reconoce la fuente primaria

Si hurtamos contenidos de otras fuentes lo ético es mencionarla en nuestro artículo; es recomendable añadir el enlace de donde lo obtenemos. De esta manera compensamos el uso de su material enviando algo de tráfico a la fuente primaria.

Después de hacer la selección del contenido debemos hacer el rastreo a lo que publiquemos: midiendo su impacto e intercambiando ideas sobre el tema publicado con los miembros de nuestra comunidad virtual.

 

   También te puede interesar

loading…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *